Departamento de Consejería Estudiantil

Año Lectivo 2020-2021

 

El Departamento de Consejería Estudiantil (DECE) es la instancia responsable de la atención integral de las y los estudiantes. Su propósito es brindar apoyo y acompañamiento psicológico, psicoeducativo, emocional y social, en concordancia con el marco legal vigente. A su vez, busca que la experiencia educativa trascienda de la adquisición y acumulación de conocimientos a la construcción del propio conocimiento enfocado en principios, valores y herramientas reflexivas para el desarrollo personal, la autonomía, la participación ciudadana y la construcción de proyectos de vida en el marco del Buen Vivir.

Objetivo general:
Promover el desarrollo humano integral de los estudiantes desde un enfoque de derechos, género, bienestar,
interculturalidad, intergeneracional e inclusión para lograr la participación, permanencia y culminación de estudios académicos, garantizando su desarrollo personal, social y emocional dentro del sistema educativo nacional bajo los principios del Buen Vivir.


Objetivos específicos:
1. Establecer e implementar estrategias para contribuir a la construcción de relaciones sociales pacíficas y
armónicas en el marco de una cultura de paz y no violencia.
2. Fomentar la resolución pacífica de conflictos en todos los espacios de la vida personal, escolar, familiar
y social.
3. Promover el desarrollo de habilidades, capacidades y competencias para la vida de los estudiantes; y,
4. Prevenir problemáticas sociales e intervenir en situaciones de riesgo que puedan vulnerar los derechos
de los niños, niñas y adolescentes

Principales Funciones:

1. Estimular de la misma forma para que sean líderes

Reflexionen acerca de los distintos mensajes que le pueden estar enviando a su hija o hijo acerca de la ambición, el futuro éxito y el liderazgo. Los padres pueden legitimar los sueños más ambiciosos de una niña con reconocimiento y estímulo. Pregúntenle a su hija/o cómo cambiaría el mundo. Inviten a decirles lo que significa el liderazgo para ella/ él.

 

2. Sean consciente de la forma en que ustedes hablan

Tengan en cuenta cómo se comunican delante de su hijos/as y eviten utilizar evasivas o suavizar sus opiniones con descargos de responsabilidad o disculpas. También sean conscientes de cómo habla su hija/o.

 

3. Hogar equitativo

Su hogar es un poderoso salón de clases para sus hijos, intercambien las tareas. Si ciertos quehaceres reciben una asignación mayor, distribuyan dichos quehaceres de manera equitativa. Si ustedes terminan realizando los quehaceres en un intento de evitar otra ronda de quejas, tengan cuidado de no realizar el trabajo de un niño más que el del otro.

4. Enseñar a respetar sus sentimientos

Enséñenle a su hija/o a saber que está bien sentir lo que sea que sienta y hablar de ello. Es posible que no le agraden todos sus sentimientos, pero son una parte importante de su personalidad. De la misma manera que tenemos que cuidar nuestros cuerpos, también tenemos que cuidar nuestros sentimientos. Muéstrenle por medio de ejemplos: eviten negar, cuestionar o dudar de sus sentimientos con frases como “No es para tanto” o “No exageres”. A veces, tenemos que decir lo que pensamos simplemente para mostrar que creemos que debemos ser escuchados, incluso si el resultado no es el que esperábamos.

 

5. Reconozcan su influencia

Ser conscientes del poder de sus palabras y acciones ya que son importantes. Háganle saber que ustedes la/lo valoran por quién es ella/él por dentro.

6. Tomar el poder en los deportes y actividades organizados

Que forme parte de un equipo, el desarrollo de su capacidad atlética es solo una parte de lo que ella aprenderá allí. Aprovechen el campo de juego como si fuera un salón de clases donde su hijo/a aprenderá un conjunto invalorable de habilidades sociales y psicológicas. Si no está interesado/a en los deportes, ayúdenla a buscar otra actividad donde pueda ser parte de un equipo. Ya sea de debate, de música o de ajedrez, siempre hay un grupo para todos.

7. Dejen que resuelvan sus propios problemas

Cuando su hijo/o tenga un problema, hagan una pausa y pregunten: “¿Qué quieres hacer al respecto?”. Si responden “No lo sé”, ayúdenle a considerar las estrategias que podría usar para lidiar con la situación, y luego pregúntenle acerca de las posibles consecuencias. Permitan que decidan lo que quiere hacer (dentro de lo razonable). Brindar la oportunidad de que sea dueño/o de su decisión y aprenda la lección si no resulta como lo esperaba. La confianza que ustedes pongan en su capacidad para resolver problemas por sí misma construirá su propia confianza

Objetivo: Establecer lineamientos de actuación para las personas que conforman la comunidad educativa frente a situaciones de hechos de violencia.

 

La salud mental incluye nuestro bienestar emocional, psicológico y social. Afecta la forma en que pensamos, sentimos y actuamos cuando enfrentamos la vida. También ayuda a determinar cómo manejamos el estrés, nos relacionamos con los demás y tomamos decisiones. La salud mental es importante en todas las etapas de la vida, desde la niñez y la adolescencia hasta la adultez y la vejez.

 

La salud mental es motivo de nuestra atención y por una buena razón. Un cuerpo saludable puede prevenir ciertas enfermedades, como afecciones cardíacas y diabetes, y ayudarte a mantener tu independencia a medida que envejeces.

 

La salud mental es igual de importante que la salud física, y no hay que descuidarla. Incorporar ejercicios de destreza mental a su rutina diaria le brindará los beneficios de una mente lúcida y un cuerpo saludable en los años por venir.

 

La salud mental implica mantener la aptitud mental y la salud emocional en plena forma. No significa entrenarse para las Olimpiadas Matemáticas ni sobresalir en una evaluación de coeficiente intelectual. Abarca una serie de ejercicios que incentivan a lo siguiente:

  • Ir más despacio.

  • Liberar tensiones.

  • Estimular la memoria

  •  “La inteligencia emocional es una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía, la agilidad mental. Ellas configuran rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social.” (Daniel Goleman).

  • Para identificar las oportunidades y crear un espacio seguro y cómodo que permita innovar, debemos cambiar el chip: apostar por transformar nuestra actitud en vista de que no podemos transformar la situación.

  • Esta nueva normalidad requiere que prioricemos el bienestar colectivo sobre el individual. Pensar “Si tú estás bien, yo estoy bien”, debe ser parte de nuestras creencias y nuestra manera de unirnos a otros para cuidar de todos.

  • “No importa lo que te pase, sino lo que haces con lo que te pase”. Gestionar nuestras emociones de forma responsable, al reconocer nuestras susceptibilidades, permite abordar la circunstancia de una mejor manera.

  • Es importante reconocer que antes del pensamiento viene la emoción. “Ningún proceso de pensamiento, decisión, análisis o acción se realiza sin antes pasar por la emoción”.

  • Por ello, asociar estas emociones a reacciones positivas (como el placer, el agrado, la alegría o la recompensa) facilitará comportamientos más estables, llenos de optimismo y solidaridad.

  • - Validar la experiencia emocional: escuchar a tu hijo y reconoce sus emociones

  • - Usa las emociones como oportunidad de conectar, aprender y enseñar

  • -Enfoca su energía emocional hacia la resolución del problema

  • -Aprende a marcar límites

  • -No invalides sus emociones

  • -No le mientas para evitar su reacción emocional

  • - No lo ignores

  • Nota: Si deseas informarte sobre estos tips ingresa en el siguiente link: https://ninosdeahora.tv/blog/el-manejo-de-las-emociones-con-los-ninos-y-jovenes-de-ahora/

  • Facebook icono social
  • Instagram

Contáctenos

@UnidadEducativaJesusDeNazareth

www.jesusdenazareth.edu.ec

Tel: (593 2) 303 3284 - 303 3988 
(593 2) 262 0569

Email: u.e.jesus.nazareth@gmail.com

Dirección

Parque Central de Chillogallo
Luís Francisco López Oe8-28 y Joaquín Ruales

QUITO - ECUADOR